25 octubre 2016

Eurocritic echa el cierre tras 6 años

Tras 6 años cubriendo la información sobre Eurovision a diario, Eurocritic echa el cierre. Esta es nuestra forma de agradecer a todos el enorme apoyo y ayuda brindados en todo este tiempo

Las despedidas son siempre duras, y esta lo es más. Tras un largo tiempo de meditación, el equipo de Eurocritic ha querido dar por concluida esta aventura mediática para dar paso a un nuevo momento, con nuevos proyectos y trabajos. 

La falta de tiempo para poder dedicar a poner en marcha una temporada más este proyecto llamado Eurocritic han propiciado que el sitio web se despida en este momento de todos los eurofans. El trabajo, los estudios, los asuntos familiares y de otras índoles, así como otros proyectos relacionados con Eurovision de los miembros del equipo, han llevado a que éste sea el mejor momento para decir adiós.

"Un proyecto personal que no me ha dado más que alegrías"



Hace 6 años nació Eurocritic como un proyecto personal con el que analizar las canciones que iban saliendo para competir en Oslo 2010. Aquel sencillo blog gustó mucho y poco a poco fue convirtiéndose en un pequeño y humilde sitio web de noticias donde no dejamos de incorporar la opinión y la participación.

El tiempo ha permitido que diversas personas se hayan sumado al proyecto, bien escribiendo o bien colaborando puntualmente en las diferentes actividades que hemos puesto en marcha. Podría nombrar a mucha gente, pero creo que las gracias más sinceras las merecen Chris, Carlos, Silvia y Lucas, que, junto a un servidor, han completado el equipo de esta web durante los últimos años. Pero también gracias a Pasión Eurovision, ESCTimes, Eurovision Planet, Esc+Plus, OGAE España y tantas otras webs y eurofans por la enorme ayuda que nos habéis brindado en todo este tiempo.

Hemos intentado llevar a diario la información sobre el Festival de Eurovision. Hemos querido mostrar nuestro particular punto de vista y enfoque. Hemos intentado ser un medio de referencia a pesar de tener muy pocos recursos. Y, tras 6 años, debo decir que Eurocritic ha cumplido con creces con los objetivos con los que nació en aquel 2010.

Puede que no hayamos conseguido ser un sitio web de miles y miles de visitas, pero la pequeña comunidad de seguidores y lectores que hemos conseguido reunir en este tiempo vale por millones. Y tras 6 años al frente de este proyecto, creo que puedo decir que cada uno de los lectores de Eurocritic son como parte de una pequeña familia que nos ha dado miles de alegrías.

Este adiós no es una forma de decir adiós a Eurovision, sino una forma de cerrar una puerta y abrir una ventana. Hace meses que integro parte del equipo web de OGAE España y, aunque siempre he querido compatibilizar ambas labores, unido a los cambios laborales que he tenido en los últimos meses, me han llevado a tomar la decisión de decir stop a Eurocritic por falta de tiempo, antes que hacerlo por falta de interés. La suerte ha sido que el fabuloso equipo humano que forma Eurocritic ha sabido entender y compartir estas razones.

Seguiremos leyéndonos, escuchándonos y viéndonos allá donde nos lleve esta afición que nos une, el Festival de Eurovision. Y, quién sabe, quizá antes de lo esperado estemos de vuelta de alguna manera.

Muchas gracias por estar ahí cada día y por hacer que estos 6 años hayan sido tan buenos.

Asier Manrique

“Desde la Amistad y la Afición”




El 16 de diciembre de 2012 publiqué mi primera noticia en esta web, me uní al equipo de Eurocritic con la ilusión de ayudar a un gran amigo, la persona que me hizo descubrir lo que se esconde detrás de un Festival de Eurovision. Tras observar su esfuerzo durante 2 años, entré como colaborador en  su proyecto con toda la ilusión que se ha mantenido hasta el último día.

Desde la afición que tenemos al Festival que nos une y desde la amistad que ha permitido mi participación en esta web, doy las gracias a su creador, Asier por confiar en mí y permitir que forme parte durante 4 años de esto.

Gracias a Eurocritic he aprendido mucho del Festival, he descubierto muchas anécdotas y curiosidades que el certamen esconde. He conseguido entender preselecciones como la de Lituania  y he publicado noticias traduciendo reglamentos y webs a los que nunca supe como accedí.

Llevar una web de noticias actualizada no es fácil, pero es divertido cuando lo haces con la gente que te importa. También quiero dar las gracias a las personas que se unieron posteriormente a este hobby, Chris, Silvia y Lucas, porque sin su ayuda y sus opiniones no habría sido posible continuar estos años.

Cerrar la web será una de las decisiones más difíciles que su creador ha tenido que tomar, pero Eurocritic seguirá siempre en nuestro día a día, en nuestro pasado y en nuestro futuro. Como en muchas ocasiones he tenido la oportunidad de decir a este equipo, que lo que ha unido Eurovision, no lo separe nada. GRACIAS.

Carlos Crespo

"Dando forma a mi sueño"



No sé cuántas veces me preguntaron eso de 'qué quieres ser de mayor' cuando era un crío. Siempre soñé con informar, escribir, redactar, ponerme delante de una cámara y contar lo que estaba sucediendo, con esa voz lacónica del típico 'enviado especial en Moscú' que lo mismo te cuenta que ha habido un atentado en Groenlandia, que los luxemburgueses están preocupados por la subida de los precios en la gasolina o que Letonia ganó Eurovision. Sí, mi sueño siempre fue ser periodista. Tras mucho caminar probando cosas aquí y allá, un buen día me llegó la oportunidad, a pequeña escala, de desarrollar mi pasión frustrada en Eurocritic.

Mi incorporación a esta casa fue tardía. Pese a que me ha parecido un camino largo, llevo tan sólo año y medio cubriendo para este medio noticias y reportajes y creando los artículos de opinión más absurdos y disparatados. Un tiempo en el que he tratado de mejorar mi estilo a la hora de escribir, en el que he querido imprimir mi visión personal de las cosas manteniéndome veraz e intentando informar con veracidad a los muchísimos seguidores de este sitio web. Una etapa en la que he cumplido mis sueños frustrados, mis aspiraciones, en la que he podido desarrollar mi afición por la escritura y el periodismo de forma muy rudimentaria, pero dejándome la piel y mi tiempo en ello.

Lo malo de las etapas es que tienen un principio, pero también un fin, y ese tiempo que tan gustosamente he invertido en Eurocritic es cada vez más escaso. En los últimos meses he trabajado con más ganas que nunca por mantener este sitio a flote, pero lamentablemente la vida cambia y las prioridades también. Por eso hemos decidido cerrar esta etapa de la mejor forma posible, por respeto a nuestros seguidores y a esta aventura que la pequeña gran familia de esta web hemos venido construyendo durante más de 2.500 posts y más de 6 años.

Me gustaría dar las gracias a Asier Manrique por confiar en mí plenamente, por ayudarme a llegar un paso más allá en este sueño frustrado llamado periodismo y dejar en mis manos las llaves de esta casa, nuestra casa, para que pudiese entrar en ella siempre. A Carlos Crespo por sus ganas, su ilusión, su energía, su empuje y por existir. A Lucas Romero por aportar su visión más seria (y su visión menos seria también) sobre nuestra pasión por Eurovision. Y sobre todo, a las más de 350.000 visitas únicas que han elegido en alguna ocasión nuestro sitio para informarse, a los más de 1.000 seguidores de @Eurocritic en Twitter y a las más de 600 personas que nos siguen a través de nuestra página en Facebook.

Echamos el cierre a las puertas de Eurocritic con la mirada puesta en nuevos proyectos... pero sin olvidar jamás a mi equipo, a mi gente, a mi familia.

¡Gracias por hacer mi sueño realidad! ¡HASTA SIEMPRE, EUROCRITIC!

Chris Martín

"Una página en la que todos somos fundamentales"



Sólo puedo decir una cosa: gracias por haberme dejado ser parte de un proyecto tan maravilloso. Y, por supuesto, gracias a los lectores que pese a días sin publicar han estado siempre leyéndonos.

Fui la última en ser parte de Eurocritic. La última en llegar pero sin embargo, tan querida como si hubiera sido la primera.

Debido a la falta de tiempo por mis estudios y mi trabajo, mi labor en Eurocritic ha sido más la de opinar, colaborar y ayudar a tomar decisiones que la de escribir publicaciones. Sin embargo, si hay algo que Eurocritic me ha transmitido en este tiempo, es la comprensión y colaboración con que se trabaja. Una página en la que todos somos fundamentales a pesar de participar en mayor o menor medida. Una web que nos ha unido como amigos y no como compañeros.


Puede que sea el momento de decir adiós pero, incluso en este momento, Eurocritic sigue manteniendo su esencia: tomar decisiones juntos, apoyarnos en lo que hagamos y, aunque ahora de otra forma, seguir compartiendo nuestra pasión: Eurovision.

Silvia López

"Un equipo pequeño, pero grande de emoción"



Es triste que algo que nació siendo motivo de orgullo, verlo crecer, participando (más o menos) en él y que llegara a donde llegó, con tan pocos medios, acabe por la falta de tiempo. Es una pena, pero es así, no tengo palabras para describir los años formando parte de el magnífico equipo de Eurocritic.

Ha sido estupendo compartir con todos vosotros mis pensamientos y comentarios sobre ciertas cosas. Aunque cada vez haya ido participando menos, la ilusión de formar parte de un organismo, que aunque pequeño de tamaño, siempre ha sido grande de emoción, no se paga ni con todo el oro del mundo.

Gracias Eurocritic.

Lucas Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario