13 octubre 2015

Jamala, dispuesta a representar a Ucrania en 2016

La intérprete, envuelta en el escándalo surgido en la final nacional de 2011, asegura que volvería a intentar defender los colores de su país si se diesen las condiciones oportunas para ello.

La vocalista de origen tártaro Jamala ha lanzado un órdago a la televisión pública de Ucrania, NTU. Tras haber tratado de representar al país en Eurovision 2011, la artista parece sentirse preparada para intentarlo nuevamente, aunque no sin condiciones.

Jamala ha declarado recientemente, en una entrevista concedida al medio ucraniano 1+1, que estaría dispuesta a tomar parte en un hipotético formato de preselección abierta, siempre que la decisión final fuera tomada por un un jurado experto. Esto es, excluyendo de la elección la opinión de la audiencia a través de los tradicionales canales de televoto. Esta información ha sido recogida también por el noticiero digital TSN.

La NTU aún no se ha pronunciado acerca del que será su método de elección para Estocolmo en caso de que se confirme, de manera oficial y definitiva, su regreso a la competición tras la notable ausencia de la nación caucásica en 2015.

Una controvertida final nacional

 

No es la primera vez que Susana Jamaladinova, nombre de pila de la artista, intenta defender los colores de la bandera ucraniana en el Festival. A mediados del año 2010 participó en los castings de la compleja preselección nacional valedera para Eurovision 2011, una carrera de fondo de 4 meses de duración, con la animada canción 'Smile'. El tema se convirtió automáticamente en la favorita de los seguidores del Festival, no sólo para representar al país en Düsseldorf, si no también para alzarse con la victoria en la competición europea.

La gala final, que se celebró en febrero de 2011, estuvo envuelta en más de una polémica: dos de los participantes fueron descalificados sobre la marcha por tener más de seis personas sobre el escenario; y un tercero participó en calidad de 'artista invitado', aunque se había clasificado previamente para la final. Pese a ser una de las favoritas (junto a la que fuese abanderada de la nación en 2014, Zlata Ognevich, y a la representante rusa de 2009 Anastasiya Prikhodko), Jamala sólo pudo ser tercera en una votación a tres bandas (jurado, televoto y encuesta en Internet) que lideró una desconocida Mika Newton.

El inesperado resultado causó un enorme revuelo en el país: miembros del jurado, participantes y público pidieron una revisión de las votaciones por considerarlas presuntamente fraudulentas. Esta controversia llevó a NTU a improvisar una 'superfinal' en la que competirían Newton, Ognevich y la propia Jamala, las tres finalistas con mayor número de votos, y en la que la audiencia tendría la decisión exclusiva, estableciéndose el límite a un voto por terminal telefónico.

Sin embargo, esta finalísima jamás llegó a celebrarse. En los días previos a su emisión, Jamala decidió retirarse de la misma declarando que 'los resultados volverán a manipularse'. Mientras, Zlata Ognevich alegó compromisos profesionales para ausentarse, dejando a Mika Newton como la única aspirante y provocando finalmente su confirmación como representante de Ucrania.

El divertido videoclip oficial de 'Smile', candidatura con la que Jamala pretendió representar a Ucrania en Düsseldorf

Toda la información sobre Eurovision 2016, en Eurocritic.es.

Fuente: TSN.ua / Eurocritic

No hay comentarios:

Publicar un comentario