21 mayo 2015

'OMG!' presents... Lo que verás en la segunda Semifinal

Tras el pistoletazo de salida, el pasado martes, de este 60º cumpleaños eurovisivo, nos quedan escasas horas para vivir una segunda semifinal en la que participarán algunas de las candidaturas favoritas de esta edición. Vale, seguro que sabes EXACTAMENTE lo que va a suceder durante esta segunda gala de Eurovisión 2015 (y es probable que incluso te lo sepas todo mejor que nosotros) pero, por si acaso, te lo refrescamos en la entrada de hoy. ¡Comenzamos!

ATENCIÓN: ESTE ARTÍCULO PODRÍA CONTENER SPOILERS. O no. Que a veces Eurovisión es lo suficientemente imprevisible como para tirar por tierra este tipo de artículos. Advertidos quedáis, por si las moscas.

Tras una desastrosa primera semifinal en la que los resultados han sido bastante previsibles, estamos ante una de las noches eurovisivas más competitivas de los últimos tiempos. Que está la cosa más tensa que el hilo del tanga de Falete, vaya. Diecisiete países tratarán de ocupar una de las diez plazas restantes en la primera mitad de la Gran Final de este sábado. 

Para que no te pierdas entre tanto favoritísimo a la victoria, tanto alarde de recursos en iluminación led y tanta balada, hemos creído conveniente crear esta guía para desgranarte el desarrollo de la gala. Y para echarnos unas risas, que eso siempre viene bien.

Estamos preparados, listos, ya para comenzar esta lista de...

LO QUE VERÁS EN LA SEGUNDA SEMIFINAL

  • Una apertura random. Como procede en cualquier segunda semifinal que se precie.
  • A Conchita Wurst por enésima vez en los últimos 365 días (y lo que nos queda).
  • A tres señoras que pasaban por el Wiener Stadthalle y que dicen ser las conductoras del evento.
¡Anda, mira! ¡Si hoy es la cosa esa del Eurovisión! ¿Nos colamos y jugamos a hacer que somos las presentadoras?

  •  A José María Íñigo recordar que en la noche de hoy no podremos votar desde España. Y a miles de eurofans celebrar que no tendrán que vender sus riñones para poder mandar un sms de apoyo a cualquier república ex-soviética random.
  • A Monika Linkyte y Vaidas Baumila besándose. Y a unas cuantas asociaciones de padres católicos ponerle una queja a la UER por la inmoralidad de semejante acto de lujuria en horario protegido.
Esta clase de gente existe. Y suelen ver Eurovisión.

  • Árboles. Otra vez. ¡Ah!, y a una chica jovencilla tocando el piano.
  • La actuación de San Marino, demostrando que hay vida más allá de Valentina Monetta. Eso, y que los niños del Eurovisión Junior crecen demasiado rápido.

Valentina Monetta, como loca de contenta por poder quedarse en casa comentando la segunda semifinal desde Facebook (uh-oh-oh).

  • A Montenegro jugando a querer ser Serbia Bosnia Croacia finalista.
  • A una señora que dice ser una guerrera. No, no es un deja vù. Ésta se llama Amber y representa a Malta.
  • A un dueto más frío que un fiordo cantar un temazo para defender los colores de Noruega.
  • El enésimo fracaso de Portugal en esto de la Eurovisión. Aunque la mona Leonor Andrade se vista de pelo acrílico, cuero y tacón, mona se queda. 
  • A República Checa consiguiendo, tirando por lo bajo, unas 719 veces más puntos que en todas sus anteriores participaciones juntas. Para una vez que llevan algo decente...
  •  A un viejoven israelí bailar al estilo de Peter la Anguila.
I'm a golden booooy...


  •  A Aminata inyectada hasta los topes de botox amor.
  • Otra elaboradísima puesta en escena made in Sweden Azerbaijan.
  • A Islandia hacer trampas llevando a más personas de las seis que están permitidas durante su actuación. Maria Oláfs + cuatro coristas random + Hera Björk. ¿A alguien le salen las cuentas? Porque a mí no, la verdad.
  • Al sueco plagiando a David Guetta jugando con una pantallita y un proyector. Y ganando la semifinal. Pero de calle.
  • La actuación con más clichés eurovisivos de la historia: instrumentos de percusión con luces (con sus pertinentes tamborileras llevando flecos en las mangas del vestuario para que se note que están tocando de verdad), vestido con gasa para hacer un uso apropiado del ventilador, fondo con árboles (¡MÁS árboles!) y pie de micro de divaza en lo más alto. Suiza, descubriendo la pólvora.
  • A un chipriota hipster cantando una baladita. ATENCIÓN: actuación no apta para diabéticos. El que avisa no es traidor.
  • A un dueto llevando auriculares. Sólo se los quitarán para poder oir claro y alto el nombre de Eslovenia cuando lo revelen como uno de los diez finalistas.
¡Habla chucho que no te escucho!

  • La actuación de Polonia cerrando la semifinal. Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz.
  • Los números de teléfono para votar, mientras se suceden los vídeos recopilatorios de las actuaciones de la noche, intercalados con intervenciones irrelevantes de las presentadoras y vídeos para rellenar tiempo.
  • Los resultados de esta semifinal. Muy importante estar atento, porque los dan a una velocidad pasmosa: si te descuidas, pestañeas y ya se ha acabado la gala.
¡Y esto es (muy probablemente) lo que vayas a poder ver en la segunda semifinal de Eurovisión 2015! Sabemos que, después de todo, os va a ser muy útil. De nada, son 20 €. ¡A disfrutar de esta noche como nunca! ¡Besos, Concha!

Chris Martín,
primo del mánager del estilista de la violinista principal de la orquesta del Festivali i Kënges 1997.







      No hay comentarios:

      Publicar un comentario