09 marzo 2015

'OMG!' presents... OH NO SHE BETTA DON'T!

En la columna de hoy, analizamos las peores puestas en escena que jamás hemos visto sobre un escenario eurovisivo. Todo para tratar de asesorar a Edurne y su equipo sobre lo que NO se debe hacer sobre el escenario de Viena. ¡Arrancamos!

Todo eurofan que se precie ha diseñado en su mente una puesta en escena de mierda mítica para realzar las bondades de nuestro Amanecer eurovisivo. Cualquier medio es válido: foros, perfiles de Facebook, vídeos en Youtube, whatsapps a su número de ONO... lo importante aquí es poder transmitir el mensaje y que la propia Edurne se entere, no vaya a ser que de repente no se le ocurra nada novedoso a la chiquilla y le vayamos a salvar de un puesto 23º. Un beso para Soraya Arnelas.

Las mentes creativas de este país han puesto a funcionar sus neuronas y han dado con infinidad de ideas que podrían ser parte de nuestra performance visual en Viena. Desde imaginar a Edurne volando a lomos de un unicornio (EH, WHAT? ¿UN UNICORNIO VOLANDO?) hasta verla salir sentada sobre la lengua de un tigre gigante, pasando por encadenar a nuestra querida intérprete a un árbol en llamas (?), que se apaga con una enorme lluvia que cae desde lo alto del escenario mientras Edurne se azota con un cable pelao enchufado a la corriente del Wiener Stadthalle. Sí, el eurofan medio español tiene demasiada imaginación. 

Por eso, desde 'OMG!' he querido realizar esta compilación de puestas en escena que, de una forma u otra, dan auténtico miedito. La gran pregunta ahora es...

¿QUÉ NO DEBE HACER EDURNE EN VIENA?

USAR PIROTECNIA EN SU VESTUARIO

Pongámonos en antecedentes. Craiova, Rumanía. 8 de marzo de 2015. Cristina Vasiu, ataviada como una auténtica mamarracha diva, sale al escenario del Selectia Nationala rumano para interpretar su tema candidato a representar al país en Viena, Nowhere. El material cuasimetálico de su extraño atuendo parece de todo menos apropiado para ser 'vestible', pero todo tenía una razón. En el momento álgido del tema, la falda de la cantante desaparece entre las chispas de la pirotecnia que lleva incrustada. Como si llevase puesto un tanga de Pikachu y éste hubiese cobrado vida. Como si quisiese ser el Sinsajo de Los juegos del hambre en versión low cost. Como si quisiese quemarse a lo bonzo porque la policía rumana está a punto de desahuciarla de su bonito apartamento en Bucarest. Por favor te lo pido... ¡ÉSTO NO, EDURNE!


Y desde el distrito 12... ¡Cristina Vasiu, la chica en llamas!

UTILIZAR EL EFECTO VELCRO

Seamos sinceros. El conocido como efecto velcro es más habitual en Eurovisión que ver a Mey Green como corista del representante español. Una media de 4311219676 piezas de ropa, así tirando por lo bajo, han sido literalmente arrancadas de cuajo sobre el escenario eurovisivo. Las hay que lo hacen con elegancia, como la drag queen danesa DQ escondida tras grandes abanicos de plumas. Otras más torpes, como Daria Kinzer, necesitan de un mago que les eche una manita para ir enseñando todo un muestrario de vestidos del chino, a cual más feo. Hasta Sakis Rouvas acabó medio en bolas por la obra y gracia de este material textil. NI DE COÑA, EDURNE. Advertida quedas.

Señoras que tienen un probador del Zara portátil para cambiarse de traje donde y cuando les apetece

ABUSAR DEL VENTILADOR

Que sí, que todos estamos de acuerdo. Carola marcó a toda una generación de adolescentes ávidos de divas. Desde su memorable actuación en Atenas, todos los gays 'niños especiales' hemos pedido alguna vez en nuestras cartas a los Reyes Magos un ventilador y un retal de 3 metros de gasa para poder hacer playbacks delante del espejo del baño. Ahora bien, el exceso de uso de este electrodoméstico puede acabar siendo contraproducente. La propia Carola tuvo que autoparodiarse en el interval act de Eurovisión 2013, acallando de esta manera los rumores que la relacionaban con el robo de cientos de ventiladores en un MediaMarkt sueco (?). De todas maneras, viento sí, que queda muy bonito y muy místico, pero sin pasarse. LAS TORMENTAS LAS DEJAMOS PARA CARL ESPEN, ¿ESTAMOS?

La previsión meteorológica nos advierte de que habrá vientos de más de 120 km/h en el interior del Malmö Arena

INSTALAR UNA PISCINA EN EL ESCENARIO

Pistas de patinaje sobre hielo, cabinas de teléfono, máquinas infernales que acaban llevando a hipotecar su casa a Svetlana Loboda, ruedas de hámster, gigantes con pluma (en la cabeza), balancines, trapecios, máquinas de nieve artificial, guantes de boxeo que hacen las veces de sofá de IKEA, y así un largo etcétera. Los disparates XXL que las diferentes delegaciones europeas han llevado hasta nuestros hogares a través de la pequeña pantalla son incontables. Algunos han surtido efecto, mientras que otros se han hundido en la tabla de puntuaciones. Y hablando de hundirse, no nos gustaría que Edurne acabase emulando a Safura. La reconocida (?) cantante azerí a punto estuvo de perecer ahogada mientras corría por la pasarela en su actuación en Oslo en el rodaje del videoclip de su Drip Drop. Los baños en la piscina municipal los aplazas para cuando llegue el veranito, EN VIENA NI SE TE OCURRA.

Can I loooooooove youuuuugglgluglgluglgluglglu...

MAGIA

Por norma general, TODAS las candidaturas que pretenden incluir trucos de magia sobre el escenario acaban descalabrándose en la tabla de puntuaciones. La antes mencionada Daria, Getter Jaani o nuestra Soraya han sufrido este síndrome que da tan mala suerte en el festival como, por ejemplo, actuar en segunda posición o llamarse Remedios Amaya. Casi mejor concentrar todas las fuerzas místicas en lograr que ganemos esta edición. Eso sí sería magia. Y el consejo para Edurne en este caso es... NO TE PONGAS A HACER DE JORGE BLASS A ESTAS ALTURAS, BONICA.

Soraya escenificando su trayectoria en el mundo de la música

SUICIDARSE

Nos salimos de la tangente eurovisiva por un segundo para viajar mentalmente a Estados Unidos. Año 2009. La attention whore cantante Lady Gaga pensó que era una excelente idea hacer algo fuera de lo normal para su actuación en los premios VMA, galardones que concede el prestigioso canal musical MTV. No contenta con sus modelitos extravagantes, dignos de Massiel hasta arriba de orujo, la intérprete acabó 'suicidándose' en directo, ante una audiencia estupefacta que no entendía bien lo que sucedía en el escenario. Finalizando su actuación cubierta de sangre (esperamos que falsa) y colgada como Isabel Pantoja un chorizo, esta mujer no dejó indiferente a nadie. Pero aunque nos gusta el #EURODRAMA más que a un tonto un lápiz, ésto no es lo que queremos ver en Viena. Repito: NI EN BROMA.

Lady Gaga. tan muerta como su carrera artística

SER UN FRASCO DE PERFUME ESTO:

El vídeo que os presentamos a continuación habla por sí solo. Escenografía low cost en su máximo esplendor. La idea en sí no es del todo mala (salvo por el hecho de utilizar una esponja de maquillaje como gaitero, ¡donde esté un buen pintalabios haciendo de corista, que se quite todo lo demás!), pero todo lo que tenga que ver, aunque sea mínimamente, con la existencia de Coral Segovia nos da yuyu. DEFINITIVAMENTE, NO.

Coral Segovia, eau de parfum. A la venta en Mercadona, LIDL y grandes superficies

Ésto ha sido todo en el 'OMG!' de hoy. Próximamente, continuamos con más sorpresas, incluyendo un análisis exhaustivo de las 40 candidaturas en liza este año. ¡Feliz Amanecer, OMGers!

Chris Martín
Experto en destrozar la carrera de escenógrafos de medio mundo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario