07 febrero 2015

OMG! presents... TOP10: lo peor de las preselecciones eurovisivas

Las finales nacionales son un método que, con mayor o menor eficacia, es utilizado por gran parte de los países participantes en el Festival. Son muchas las canciones que cada año lo intentan, pero afortunadamente la mayoría se quedan por el camino. En 'OMG!' hacemos un repaso a las peores intentonas de ir a Eurovisión (y que por suerte, sólo quedaron en eso). ¡Atentos, que empezamos!

Las preselecciones de los diferentes países de cara al Festival dan para mucho: nueva música, nuevos artistas, grandísimas alegrías y mucho drama para todos aquellos que seguimos la temporada previa con auténtico fervor. Pero sobre todo, si algo sobra en estos formatos de selección es calidad musical. Y precisamente de calidad musical vamos a hablar en el artículo de hoy. O bueno, de la ausencia de ella. Hoy, en 'OMG!', os mostramos nuestro ranking de las 10 peores actuaciones de preselección ever.

ANTES DE SEGUIR LEYENDO te recomendamos el uso de auriculares si vas a reproducir cualquiera de los vídeos que presentaremos a continuación. No queremos que tu entorno piense que tu gusto por la música es el mismo que el de Barbara Dex a la hora de vestir. Advertido quedas.

10. I LOVE YOU, TE QUIERO - Sirkus Eliassen

Nuestro viaje al centro del mal gusto nos lleva a Noruega y al año 2013. Los hermanos Magnus y Erik Eliassen, a.k.a. Sirkus Eliassen, hicieron honor a su nombre y montaron un auténtico circo en escena para presentar su tema candidato a representar al país, I Love You, Te Quiero. Una curiosa, por decir algo, mezcla entre sonido latino, rap en noruego, conejitos de peluche rosa tocando el bombo de Adelén y estribillo pegadizo con reminiscencias al español incluido. Ante tal muestra de poderío, los noruegos les llevaron a la final de su MGP y a punto estuvieron de dejar a Margaret Berger en casita. Sólo a punto.

Luisma y el Barajas de Aída también intentaron ir a Eurovisión... ay, ay, ay

9. CELEBRATION - Paula Dukure

Siempre hemos visto en Eurovisión cosas gigantes: faldas enormes como la de Aliona Moon, carteles de tamaño industrial como el que usó Basim, cantantes XXL como Chiara... Lo que nunca imaginamos es que una tarta gigante (sí, sí, una tarta) estuvo muy cerca de representar a Letonia en 2012. Creemos que Paula Dukure iba de camino a un pub de Riga para ser la stripper que saliese de la tarta en una despedida de soltero, pero debe ser que el camionero que la trasladaba hasta allí se confundió y la soltó sobre el escenario del Dziesma. De todas formas, lo cierto es que su canción Celebration tampoco está tan mal. A los letones podría haberles ido (incluso) mejor que con Ojos de Sapo Anmary.

Paula Dukure, convertida en una de las seis raciones de postre que toma Falete al día

8. OIDA TAUNZ! - Trackshittaz

Y a continuación, la canción que hará que aprecies un poco más a Nadine Beiler. Tras varios años de ausencia, Austria volvió al Festival a lo grande, organizando una interesante final nacional de la que saliese victoriosa la intérprete de The Secret Is Love. Pero pudo haber sido peor. Los raperos Trackshittaz probaron suerte en aquella ocasión con un tema que quien escribe definiría como 'rap rural', y nada mejor para ello que entrar al escenario sobre un tractor agrario, liándola bien parda. Quedaron segundos y regresaron al año siguiente a la preselección para conseguir finalmente representar al país de los travestis barbudos cantos tiroleses con su Woki Mit Deim Popo ('Menea tu culo' en español), cumpliéndose así la máxima de 'tiran más dos nalgas que un tractor'. O algo de eso.

Eminem meets María Jesús y su acordeón

7. SOY TU VENUS - Baccara

Suecia, 2004. El Melodifestivalen vuelve a ser el método de selección del país para su artista en Estambul. Dos viejas conocidas (bueno, sólo una) de los escenarios eurovisivos vuelven prometiendo ser nuestra Venus por una noche y hacernos bailar a little disco, a little salsa. Se trata, cómo no, de Baccara. Mayte Mateos, parte del Baccara original y fundadora de Baccara (no confundir con el Baccara de María Mendiola, ese es otro Baccara) se unió a Cristina Sevilla, que primero estuvo en el Baccara de Mayte y años más tarde se pasó al Baccara de María, para interpretar Soy tu Venus bajo el nombre de Baccara. Vamos, un lío de flipar. Con esos antecedentes, sólo podía salirles una puesta en escena tan hortera como recargada. La actuación no tiene desperdicio: trajes blancos y negros, efectos velcro, bailarines, speech sensual con voz de telefonista de Movistar, minifaldas con la bandera sueca enseñando piernaca de cincuentona, con muchas dosis de glamour, brilli-brilli y acento spanglish. Bendita Lena Philippson.

¡RÁS!

6. MIRAKEL - Björn Ranelid ft. Sara Li

Y no nos movemos del país predilecto por los adictos al schlager y a visitar el Ikea para merendar. El poeta, futbolista, y ahora también cantante (?) Björn Ranelid unió fuerzas con una jovencísima Sara Li para interpretar un esperpento tema de nombre Mirakel. Para milagro, el que consiguieron colándose en el top10 de una edición verdaderamente complicada del Melodifestivalen que se saldó con la victoria de Loreen. Sin duda será difícil de olvidar el liricismo de la voz de Björn  (y su maquillaje anaranjado hecho a base de ganchitos de queso) mientras la pobre Sara repetía 'Ett mira-a-a-keeel' como una loca, con cara de no saber dónde la habían metido.

Nada más que aportar al respecto.

5. LA REINA DE LA NOCHE - Merche Llobera

En 2007, TVE se sacó de la manga un extraño y lioso método de selección, Misión Eurovisión. Sin duda este formato ofreció grandes momentos para la historia de la televisión, como las múltiples meteduras de pata de Paula Vázquez (Alenka Gotar aún sigue dudando de si volver a Eslovaquia o a Eslovenia), las interminables votaciones o los numerosos fallos en el playback. Pero si hubo algo destacable es que Merche Llobera consiguiera colarse entre los cinco finalistas. No menos... sorprendente, por decirlo delicadamente, fue su actuación de mierda estelar en la noche decisiva. Merche interpretó La reina de la noche envuelta en sus mejores galas (no), con una apuesta vocal impecable (tampoco)  y una puesta en escena elegante y bien pensada (JAJAJAJAJ, ni de coña vamos). Una imagen vale más que mil palabras, así que casi mejor os dejamos con el vídeo.

Merche Llobera, comprobando en sus propias carnes el peso de la fama

4. SLEAZY MO - Aysel Babayeva

Azerbaiyán nunca dejará de sorprendernos. El talent show de más audiencia del país convirtió su final en una preselección para el festival en la que Farid Mammadov consiguió un billete para Malmö, donde asesinase a unos cuantos filólogos ingleses con la espectacular (?) pronunciación de su Hold Me. En esta final también tuvo su hueco Aysel Babayeva con un tema que parecía sacado de las peores pesadillas de un compositor novel. Sleazy Mo es de esa clase de canciones que imaginas oyendo a Will Smith en 'El Príncipe de Bel-Air' llegando en un taxi que olía a cuadra a casa de sus tíos. Ojalá alguien hubiese encerrado a esta mujer en una máquina del tiempo y la hubiese llevado de vuelta a 1990.

Aysel Babayeva, a.k.a. la Princesa del Barrio Chungo de Bakú

3. KUKURIKU - Rok Agresori

Macedonia es a la antigua Yugoslavia lo que esa prima un poco gótica a tu familia. Es muy rara, no se relaciona con nadie y escucha música que a los demás les parece ruido. Y para muestra, un botón. Desconocemos el motivo por el cual algún productor loco dejó que esta actuación saliese al escenario del Skopje Fest, pero si alguien intentó remediarlo disparando a Rok Agresori desde la audiencia (?), ya era demasiado tarde. Kukuriku es de esas canciones que hacen daño a la música, a los oídos y al status psicológico de quien las escucha. Y de quien las ve en un escenario, porque el disfraz de relaciones públicas de un restaurante-asador de pollos de Skopje tampoco tiene desperdicio. Y luego pensábamos que el Rusinka de Vlatko Ilievski era una mala canción. Ignorantes...

Armoniosos cacareos de un gallo. Vídeo filmado en cualquier granja random de Macedonia.

2. CAROL - John Cobra

La campaña eurovisiva de TVE en 2010 incluía el lema ¡Tu país te necesita!. Cientos de frikis artistas se tomaron en serio este anuncio, tratando de llegar a la gala televisada de Destino Oslo de cualquier manera. ¿El resultado? Otra gala coñazo presentada por la sempiterna Anne Igartiburu, plagada de triunfitos. Sin duda, el momento más recordado de esta final nacional fue cuando Coral Segovia se lió a sillazos en el backstage después de quedar segunda nuevamente la actuación de John Cobra. ¿Quién no recuerda ese banco del Ikea en el que Carol esperaba a su amado mientras le cantaba perlas como La vida es así, te quiero para mí? ¿Quién no ha rememorado los abucheos que recibió, y el posterior enfado del candidato? Y sobre todo, ¿quién no se ha metido alguna vez en medio de una pelea diciendo 'tranquilo, cariño' al estilo Anne Igartiburu? Sospechamos que la tal Carol acabó poniéndole una orden de alejamiento a este señor.

Arte. Definición gráfica.

1. EUPHORIA - Sebel Ceferova

A algún trabajador de Ictimai, la televisión pública azerí, se le ocurrió en 2013 repetir un año más la genial idea de amenizar las tardes de los habitantes de Azerbaiyán con una eterna preselección en la que todo el mundo tenía cabida. Desde artistas con una voz bastante decente como la de Farid Mammadov, a quien hemos mencionado anteriormente, hasta la peluquera del pueblo más pegado al Nagorno Karabaj. Es en una de las 5298753611849 galas del Milli Seçim Turu donde descubrimos a esta diva atemporal, internacional, inimitable e irrefutable. Interpretando uno de los temas más escuchados de las preselecciones nacionales para Eurovisión 2013, Euphoria, se presentó esta joven llamada Sebel Ceferova, de quien nos gusta hasta el nombre. Su pronunciación, en un precioso dialecto inglés del sur de Bakú, y su vestuario, inspirado en los estilismos más sofisticados de la diosa del gitaneo búlgaro Sofi Marinova, conquistaron al público azerí, que, evidentemente, la mandó a casita en cuanto tuvo oportunidad. Qué mala es la envidia.

Yujooooooooliaaaa, sdjkh sdfjhksdfkj whwe ahhhh.

Si estás leyendo estas líneas, es indudable que has sobrevivido a nuestra lista. ¡Enhorabuena! Ahora queremos tu opinión. ¿Cuál es la canción de preselección más horrenda que hayas visto? ¡Cuéntanoslo en los comentarios o a través de Twitter en @Eurocritic! ¡Tu opinión nos importa! ¡De verdad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario