15 enero 2015

OMG! presents... La LX Guerra Eurovisiva


Amores, odios, envidias y pasión, mucha pasión. No, no es el argumento resumido de cualquier telenovela de Antena 3. Hablamos de esas características que convierten a un eurofan en un auténtico guerrero. Recuerda en OMG! las Guerras Eurovisivas más memorables.

He decidido documentarme (?) para poder definir el término guerra. Según Wikipedia, la guerra es la forma de conflicto socio-político más grave entre dos o más grupos humanos (...) y supone el enfrentamiento con el propósito de controlar recursos naturales o humanos, o para imponer algún tipo de ideología o religión, sometimiento y, en su caso, destrucción del enemigo.

Con la llegada de Internet a nuestras vidas, lo cierto es que legiones enteras de eurofans de todo el mundo han encontrado un magnífico campo de batalla donde exponer sus equivocados argumentos a favor o en contra de cualquier tema que tenga que ver con el festival. Esto ha provocado auténticas batallas campales en las que fans acérrimos de cualquier causa random han acabado poco menos que cortándose las venas en protesta por la irrelevancia de sus comentarios.

Pero... ¿recuerdas cuáles han sido las Guerras Eurovisivas más destacadas de los últimos tiempos? Tranquilo, OMG! al rescate. He aquí nuestra selección de las más cruentas batallas al respecto de la Eurovisión.

La más memorable: Pro-Safura vs Anti-Safura

La elección de Azerbaiyán en 2010 fue una de las más polémicas ever. La televisión pública del país confió en las capacidades vocales (?) de la joven campeona del mundo de ahogamiento en piscina infantil Safura Alizadeh. Su Drip Drop fue una de las razones por las que cientos de seguidores del festival eliminaron a la mitad de sus contactos de Tuenti se posicionaron a favor o en contra de tan peculiar candidata.

Safura, practicando para superar el récord mundial de apnea


El tema trajo cola, hasta el punto de provocar insultos de lo más variopinto en contra de la pobre muchacha, quien preparaba su carísima actuación con mucha ilusión y más de un accidente. Finalmente todo se saldó con un TOP5 para su país (como casi siempre), dramas variados por parte de quienes no la apoyaban y cientos de GIFs en Internet protagonizados por el sprint paseo de la azerí por la pasarela del escenario.

Un entrenamiento cualquiera de Safura, intentando ser la plusmarquista mundial de los 100m pasarela

La más cañí: RuLo vs Briyitta

En 2014, TVE se sacó de la manga una cutre preselección para seleccionar al representante del ente español en Copenhague. Cinco Eurovision hopefuls participaron en este engendro formato llamado Mira Quién Va a Eurovisión, pero nadie recuerda qué tres artistas random compitieron contra Ruth Lorenzo y Brequette, protagonistas absolutas de la gala. El mismo día que se publicaron las canciones candidatas, fueron miles los fans que quisieron defender a su favorita creándose cuentas falsas en Twitter para insultar a la rival

Fueron muchísimos los que apoyaron a la murciana, con frases como Brequette no es española y no merece representar al país. Mientras, los seguidores de la sudafricana afincada en Canarias recriminaban a Ruth el hecho de irse fuera de España para triunfar y olvidarse del país del que proviene. Argumentos de lo más sólidos y potentes. Vale, no. 

Al final, Ruth se hizo con el billete a Eurovisión, y los fans de Brequette se tomaron la derrota con una inusitada deportividad abriendo peticiones de firmas en Change.org para destituir a Ruth como representante española.

Ruth y Brequette tomando un relaxing cup of café con leche (JAJAJA, ¿lo pillas?) in Torrespaña

La más internacional: Warrior vs Warrior

Y también la más reciente, puesto que todo comenzó con la victoria de Nina Sublati en la final nacional de Georgia esta misma semana, con un tema compuesto por ella misma bajo el título Warrior. Nada destacable en esta noticia, si no fuese porque Amber, una desafinada cantante maltesa, ganó la preselección de su país con, tachán, una canción con el mismo título.

Y es aquí donde comienza la batalla. Los eurofans no perdonan una, y el lío que se van a hacer con los títulos es monumental. Por ello, gran parte de ellos han decidido posicionarse al lado de una de ellas, olvidándose por completo de que la otra también existe, y que cantará sobre el mismo escenario un tema que se llama Warrior le pese a quien le pese.

De momento, la guerrera georgiana ha declarado que no piensa cambiarle el título a su tema, y cientos de fans de su candidatura (provenientes principalmente del país caucásico) han celebrado con euphoria la noticia limitándose a recordar que la Warrior buena es la suya en todos los grupos de Facebook habidos y por haber. Quienes apoyan a la maltesa han hundido, generalmente, a Nina en sus tops. Una gran demostración de rebeldía. ¿Quién ganará esta batalla? La respuesta, en mayo.

¡Uuuuuuh! ¡Peleaaaaaaa!

BONUS TRACK: Coral Segovia vs El Mundo

Si nos remontamos a 2010, la que dividió a los eurofans en Safuristas y antiSafuras no fue la única batalla reseñable. La mala follá decepción de Coral Segovia cuando, por segunda vez, los votantes españoles rechazaron su propuesta para el festival de Eurovisión fue uno de los temas más comentados en aquella época en los foros y primitivas redes sociales españolas (un saludo cordial para los desarrolladores de Tuenti). Las malas lenguas cuentan que la doblemente derrotada Coral pronunció en el backstage de Destino Oslo frases con un enorme trasfondo filosófico (?) como 'Europa me quería a mí'.

Después de tan sonadas declaraciones, lo cierto es que Coral ha desaparecido del mapa cual Mónaco del festival: sin hacer apenas ruido. Síntoma evidente de que tenía MUCHA razón.

'No olvidéeeeeeee que no he ido a Eurovisióoooooon...'


No hay comentarios:

Publicar un comentario