23 febrero 2014

España sigue sin encontrar el conjunto perfecto

Ya hemos tenido la esperada preselección y tenemos también a la ganadora, Ruth Lorenzo. Ahora toca mirar adelante y analizar lo que ha pasado y lo que vendrá.


Tras meses de rumores, especulaciones y desvaríos varios llegaba a finales de enero el esperado anuncio de TVE sobre su preselección. Todos nos llenamos de ilusión con 5 propuestas que nos devolvían ese algo especial por volver a quedar bien en nuestro amado Festival de Eurovision. Después de la escucha de las canciones llegó la traca de la lucha entre fans de una y de otra candidata, y una serie de sucesos que me parecen sospechosos, y que analizaré.

UNA GALA MEJOR, PERO MEJORABLE

Llegamos a la gala de anoche, todo muy bien, en su sitio y con un planteamiento mucho más acertado que en años anteriores. Anne estuvo mejor que otras veces, pero sigo creyendo que no vale para este tipo de programas dinámicos. El jurado en su sitio, sobre todo ellas, puesto que David Bustamente resultó bastante cansino al final de la noche con sus comentarios, tratando de ser gracioso, pero sin conseguirlo.


Abrió Brequette y dio el resto en el escenario. Que desafinó, que estuvo nerviosa... la verdad me importa poco, yo sentí la fuerza que ella dio a la canción y a la interpretación y cómo lo defendía, con eso me basta. Tuvo a su favor tener el vídeo de apoyo más natural de los 5, sin ese tufillo que desprendieron los otros 4 de situación prefabricada. Ella fue la única que salió llorando de la emoción tras su actuación.

Me salto a La Dama para ir a Ruth, porque es la que nos ocupará la mayoría de la columna, como merece una ganadora. Llegó al escenario con aires de diva y cantó perfecto, nada que achacar, técnicamente perfecta. El vestuario no creo que fuese el más acertado, los coros estaban pero no se oyeron apenas y la iluminación no dejaba ver demasiado a la protagonista de la candidatura. Su expresión facial suponía toda una barrera para el espectador, tiene una expresión fría, distante y altiva. Su anécdota materna resultó mucho menos creíble que la de Brequette, el momento regalo fue superado por otros concursantes con bastante más naturalidad.

Me perdonarán los fans de La Dama, Jorge y Raúl que apenas haga mención a sus candidaturas, todos ellos estuvieron bastante bien y cumplieron con su papel adecuadamente. Mención especial a Raúl que no nos regaló un momento de llorera para olvidar, gracias. Pero fueron a firmar el rol de espectadores con permiso para actuar, una pena, puesto que son 3 dignos artistas, que en otra situación y con otras circunstancias podrían volver a intentarlo con más éxito.

Aquí es donde terminamos con las actuaciones y entramos en la deriva de la gala. Prescindible tanto recap, sobre todo entre todas las actuaciones, la gente no tiene tan mala memoria. La sirenita no tuvo ninguna gracia, y ralentizó y rompió el ritmo de la gala cada vez que intervenía. Anne se perdió a ratos y el jurado parecía más dispuesta a largarse que a estar ahí. El interval de Gisela, muy en su lugar, aunque forzado a momentos. Nos prometieron 70 minutos de gala, pero estuvimos más cerca de los 120, un reloj no vendría mal en RTVE para otras ediciones. 

Llegó la votación y el jurado votó en bloque, y por igual, a todos los participantes, otorgando 6 a La Dama, 7 a Raúl, 8 a Jorge González, 10 a Ruth Lorenzo y 12 a Brequette. Pero llegó el televoto y con ella las favoritas dieron un vuelco, quedando empatadas, pero ganando Ruth porque el televoto prevalece sobre el jurado. Una forma de desempatar que nunca he entendido, pero que va en las normas y por tanto dan a Ruth una victoria legal y justa.


RUTH LORENZO, CON MUCHO TRABAJO POR DELANTE

Ahora que ya tenemos representante, voy a destriparlo y a opinar lo que pienso de la 54º candidatura española a Eurovision.

No llevamos el mejor tema posible, sí la mejor voz, pero en canción vamos bastante mal. Ella hace lo que puede con la canción, lo llena de gritos, subidas de tono, giros... un alarde de voz, pero de donde no hay poco se puede sacar. Tenemos un tema predecible, monótono y muy aburrido, cuyo único aliciente es ella, aliciente que seguramente se pierda cuando se enfrente a un buen puñado de cantantes de nivel y propuestas más trabajadas y más aptas para optar al TOP de la tabla. No todo es malo, pero esta candidatura requiere mucho mucho trabajo.

La versión final de "Dancing In The Rain" pierde la sencillez y la calidez de la inicial, para dar más protagonismo a su voz y convertirlo en un compendio de gritos que al espectador medio cansan. He tenido la oportunidad de hablar con gente no eurofan y todos ellos coinciden en que la canción tiene opciones nulas en Eurovision, eso sí, todos hablan de lo bien que canta la chica. Debemos empezar a alejarnos de una propuesta que fracasó estrepitosamente hace 6 años en Eurovision, y que guarda multitud de similitudes con la propuesta que nos presenta Ruth Lorenzo.


¿Pero hay algo que hacer en Eurovision? Yo creo que sí, pero hay que empezar a trabajar ya. No se trata del idioma, es un factor secundario que ni suma ni resta votos. Se trata del continente y del contenido, pero vamos por partes.

El contenido. La canción debe tener un nuevo giro, perder ese aire de divismo, de alarde vocal y darle un enfoque más realista, más cercano y recordable. Tienen un lastre importante aquí, y es que pueden pensar que ayer ganó la canción la preselección, algo que no es real, puesto que ganó ella, por encima de la canción y de los otros 4 contrincantes. Nadie se preocupó por elegir la mejor canción en el televoto, puesto que sino hubiese ganado Brequette, la propuesta más internacional y con más opciones (tal cual estaba) de lograr un buen puesto en el Festival de Copenhague. Ayer ganó ella y su voz, puesto que si "Dancing In The Rain" la llega a cantar La Dama, probablemente, no ganaría; pero si "Más (Run)" lo llega a cantar Ruth, tendríamos aquí a la ganadora.

El continente. Esto puede resultar duro, pero creo que debo serlo, puesto que quiero que nuestra representación en Copenhague sea la mejor posible. Ruth debe cambiar su actitud completamente, ese tufo que desprende, constantemente, de diva, de persona que parece que está por encima de las demás, no le beneficia en nada. Su rostro es duro, y probablemente ella no sea, por carácter, una persona abierta y cercana como así parece que son Brequette, La Dama, Raúl o Jorge, cada uno somos como somos y no se puede cambiar, pero debe ser pulido. Creo que deben trabajar la espontaneidad, hacer que la candidatura sea sorprendente día a día, y no una cantante que ves venir y pasar sin que deje huella en ti.

Para terminar, pediría al equipo de Ruth Lorenzo que comiencen a ser honestos:

  1. Nos han engañado de muy mala manera con su biografía en la web de RTVE, puesto que ella no ha cantado con las artistas que afirma haber cantado, sino que fueron invitadas en el Factor X y pudo compartir minutos con ellas. Jorge y Brequette han cantado también con artistas de talla internacional en sus respectivos talent-shows, pero han sido honestos y no han nombrado artistas con los que han cantado de forma casual y no gracias a su carrera musical.
  2. Que no nos vendan la moto de que Ruth Lorenzo ha tenido grandes éxitos en la música, porque su presencia discográfica se limita a un single y poco más. Entiendo que frente al millón y medio de discos vendidos de Raúl, su currículum no sea demasiado boyante, pero no estaría mal ser sinceros y reconocer la realidad tal y como es.
  3. Que se aclare de una vez el tema BBC-Ruth Lorenzo. Tenemos por un lado a la BBC que afirma que no ha habido contactos con Ruth, mientras que la chica dice, por activa y por pasiva, que fue llamada por la cadena británica y que dispone de emails. En este sentido creo a la BBC y no a Ruth, considero que la oportunidad de representar al Reino Unido y abrirte camino en un mercado musical mucho más amplio no es rechazable por ninguna razón, y menos por el sentimiento patriótico que de golpe ha despertado en ella, sentimiento que no tenía cuando concursó en el Factor X británico.
  4. Que haya una coherencia entre el discurso del equipo de Ruth y lo que luego nos presentan. No puede ser que Ruth en una entrevista afirme que en el Reino Unido no se entendiera la candidatura de Pastora por sus gritos y luego nos presente la actuación que nos presentó anoche, porque susurrar no es lo que precisamente hace la murciana.
  5. Que nos dejen de vender la moto. La campaña ha salido redonda, se ha ganado a parte importante del público eurofan y del público en España haciendo un tour por multitud de medios, enhorabuena y espero que el jefe de campaña sea recompensado, porque ha cumplido su trabajo a la perfección. Pero ahora hay que convencer con 3 minutos en Copenhague, de nada sirve hacer promoción por Europa si luego lo que presentas no es bueno. Mejor quedarse en casa y en el Festival presentar una actuación a la altura, y de eso saben mucho Loreen, Emmelie, Ell/Nikki, Lena, Rybak, Dima Bilan o Marija Serifovic, ninguno de ellos hizo promoción por Europa y supieron convencer cuando debían hacerlo.
Así pues, desde aquí Ruth Lorenzo tiene todo mi apoyo, como así lo han tenido todos y cada uno de los representantes españoles en Eurovision. Le deseo toda la suerte del mundo y que en el mes de mayo tenga que contradecir las críticas que aquí he vertido, porque no me importará reconocer que me he equivocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario