17 febrero 2012

Érase una vez ... un país que se dejó manipular y no hizo nada

El título de esta columna quizás haga que algunos piensen en España en Eurovision, pero nada de eso. Hoy quiero hablaros de uno de los países más queridos en el mundo eurovisivo, el país que nos trae la "mejor" preselección cada año, ese país que lleve lo que lleve será de los favoritos... hablo, como no, de Suecia.



Hace algunos años el Melodifestivalen era un referente en el panorama de las preselecciones eurovisivas. El Melodi, como se le conoce en España, era un festival musical que aspiraban todos los países a repetir. Pero hace años que Suecia perdió el norte y las mejores preselecciones se han ido a Alemania, Noruega o Dinamarca, países todos ellos ganadores recientemente o que lo harán pronto casi con toda seguridad. El festival que es controlado por aquel ex-eurovisivo llamado Christer Björkman ya no es lo que era.

Desde 2002, tras introducir el cambio en el formato, el ex supervisor ejecutivo de la UER, Svante Stockselius, dejó el barco de la SVT para entrar de lleno en la UER. La televisora nacional sueca confió en Christer Björkman, un cantante conocido por su paso por el Melodifestivalen en 1992, 1993 y 1999, también por Eurovisión en 1992 dejando a Suecia penúltima jugando en casa. Christer tomó con cautela el Melodi y lo comenzó a moldearlo poco a poco. En la primera edición introdujo a numerosos artistas que tenían carreras dilatadas en Suecia, Kikki, Bettan & Lotta, Jan Johansen o Ann Louise Hanson llegaron al escenario del Melodifestivalen tras años de ausencia.


En el 2003 siguieron desfilando nombres importantes como Sahlene (representante en el 2002 por Estonia), Nanne Gönvall, Jan Johansen (de nuevo), Jill Johnson o Pernilla Wahlgren. Esta edición será recordada por su alta calidad musical y por ver el nacimiento a la participación de los denominados "triunfitos" en el festival, con la participación de Fame, dúo salido de la factoría Fame Factory en Suecia.


Llega 2004, Christer introduce el primer gran cambio en el Melodifestivalen de su era, entran a participar los jocker, artistas de "renombre" que se invitan a participar directamente en el Melodifestivalen, serán 4 los agraciados (Niklas Andersson; E-Type; Hanson, Carson & Malmkvist y Lena Philipsson). Gana Lena Philipsson al cuarto intento que tendría en el Melodifestivalen. Shirley Clamp logra sorprender y quedar 2º en la final tras pasar por el Andra Chansen.


En 2005 comienzan las acusaciones de manipulación que en los últimos años han cobrado fuerza. Alcazar, Sanne Salomonsen, K2 ft. Alannah Myles y Nanne Grönvall conforman el cuarteto de Jockers. En la final el jurado infló a votos a Martin Stenmarck aunque el televoto le dio casi más del doble de votos que Martin a Nanne, pero por pocos votos Martin ganó provocando el enfado del pueblo sueco. Otra polémica llegó por el rechazo de Christer Björkman a que Pernilla Wahlgren cantara Alla Flickor alegando que era "muy mayor para el Melodifestivalen", el tema terminó en manos de Linda Bengtzing, aunque el rechazo a Pernilla hizo que cantantes como Lotta Engberg entraran a defenderla y a enfrentarse a Christer provocando la censura a Lotta en el Melodifestivalen hasta 7 años después.


En 2006 y tras el desastre en Eurovision 2005, Christer tuvo que introducir nombres conocidos en el Melodifestivalen, Carola, Fame (por separado), Linda Bengtzing, Kikki Danielsson, Roger Pontare o BWO tomarían parte en la considerada mejor edición del Melodifestivalen moderno. Andreas Johnson, Magnus Carlsson, BWO y Rednex fueron los jockers. El 2006 pasó sin casi polémica alguna con el triunfo de Carola, aunque siempre quedó la duda de si la SVT manipuló el resultado del televoto para que ganara Carola y no Andreas Johnson, que al final, resultó ser 3º clasificado.


En 2007 el Melodifestivalen pasó sin pena ni gloria y ganó el grupo The Ark que era uno de los jockers. Los fans siempre han criticado a esta edición por el bajón en el nivel de las canciones.


El Melodifestivalen 2008 tuvo un rumbo muy parecido al del 2005. Charlotte Perelli logró un colchón muy importante de votos en la final por parte de los jurados (de los que no se anuncian los nombres que los componen desde 2002) y de Sanna Nielsen por parte del televoto, resultando ganadora de nuevo la campeona del jurado y provocando otro momento tenso. Charlotte no cumplió las expectativas en Eurovision y provocó el revuelo del Melodifestivalen 2009.


Llega el Melodifestivalen 2009 con otra revolución en el Melodifestivalen, se introduce un jurado Internacional que se encargará de elegir el 11º finalista y se introduce también un formato de duelos en las semifinales para decidir los clasificados finales, enfrentandose 1º vs. 4º y 2º vs. 3º. El formato de duelos provoca el enfado en Suecia y pedida de retirada directa por tratarse de un modo más para ganar dinero y la introdución de repesca por jurado internacional se quedaría en nada al quedar la repescada en penúltimo lugar en la final. Los favoritos del jurado reciben un golpe importante en la final, Mans Zelmerlöw sobre todo, y ven sorprendidos como una casi desconocida Caroline Af Ugglas (que tuvo que pasar por la repesca) se quedaba a muy poquitas llamadas de superar a La Voix, ganadora finalmente.


En 2010 se volvió al sistema tradicional y se recibió el peor resultado de la historia de Suecia en Eurovision, eliminación en la semifinal.


En 2011 el Melodifestivalen introduce un cambio, la SVT elegirá 15 participantes y Christer Björkman otros 15 y los dos restantes serán de WebJocker. Gana Eric Saade, elegido por Björkman, tras una edición con dudosa calidad musical y muchas acusaciones de manipulación. La apuesta arriesgada de Björkman a una carta recibió el apoyo de los suecos y europeos al dejar a Saade 3º en Eurovision, el mejor resultado sueco desde 1999.


En 2012 la SVT incluye a Anders Jonson, una figura reconocida en Suecia en el mundo de la música y que consigue traer al Melodifesitvalen a Lotta & Christer, Lisa Miskovski o Dead By April entre otros, nombres muy importantes en la música sueca. Christer Björkman vuelve a apostar por nombres como Danny Saucedo o Charlotte Perelli. Esta edición nos está dejando una edición muy floja (opinión personal esta y lo que sigue) con canciones que brillan por su falta de brillantez (nunca mejor dicho). Nos espera otra edición como la de 2011 en la que el pescado se vende demasiado pronto y en la que Christer Björkman vuelve a montar una edición en la que mete mucha canción de dudosa calidad para así dejar a Danny o Charlotte con todas las opciones para ganar.


Somos ya muchos los que añoramos ese Melodifestivalen del 2004 o 2006 donde no había duda del resultado y las canciones luchaban por ser las mejores entre las mejores. Habrán subido las llamadas y los televidentes. El rayo de luz cae en nosotros al pensar que Christer Björkman dijo que este año sería su última aventura en el Melodifestivalen, la pena, que Anders Jonson no seguirá seguramente tras haber declarado que no se encuentra cómodo con cómo se lleva el Melodifestivalen. Este es un claro ejemplo de ir dando poder a una persona y que esta moldea las cosas a su imagen y semejanza, sin importar lo que fue anteriormente y sin importar los medios para lograr el fin.

Ya veremos si este desastroso Melodifestivalen mejora algo en la semifinal 4, porque de momento de vista a Eurovision hay muy poco donde elegir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario