30 octubre 2011

La canción de la semana... Hi


El año 1983 se presentaba difícil para Israel, tras quedar muy bien el año anterior, querían volver a lo más alto pero su relación con Alemania por problemas históricos presentaba un hándicap. Al final tomaron el toro por los cuernos y mandaron a Ofra Haza, vestida de amarillo, en Munich y cantando una canción titulada “Estamos vivos”. Israel 1983.

El Festival de 83 presenta varios hitos en el ESC, Francia, Italia y Grecia regresan al Festival tras una ausencia e Irlanda se retira. Este festival dio grandes nombres a la historia de la música como son Carola, Riccardo Folgi, Daniel Popovic, Remedios Amaya u Ofra Haza. Al igual que se hace en el Festival de Eurovision Junior ese año todos los participantes desfilaron por el escenario al comenzar el show. Las presentaciones se hicieron en inglés, francés y alemán.

El tema que hoy presentamos está compuesto por Avi Toledano (Israel 1982) y por el prolífico letrista Ehud Manor, autor de los temas israelíes del 73, 75, 76, 78, 88 y 92 respectivamente. Al igual que el año anterior, la conducción de la orquesta estuvo a cargo de Silvio Nanssi Brandes.

Hablar de Israel 83 es hablar de una súper estrella en el mundo de la música, se trata ni más ni menos que Ofra Haza. Nacida en 1957 en Tel Aviv de nombre real Bat Shevá Ofra Haza bat Shoshaná / Yefet Haza, fue una cantante israelí que alcanzó gran popularidad en Israel y en todo el mundo con una peculiar mezcla de música tradicional judía.

A los doce años se une al grupo de teatro del barrio Hatikva en Tel Aviv. Tras dos años prestando servicio en la “mili” israelí graba su primer álbum que tuvo gran éxito en Israel. A lo largo de su carrera obtiene 16 discos de oro y platino y graba canciones en hebreo, árabe, arameo e inglés, aunque incluyendo a veces temas en francés, italiano o español.

Tras realizar los coros a Avi Toledano en Harrogate en 1982 con su Hora, con la que Israel obtuvo el 2º lugar, Ofra recibió una invitación de Avi para cantar un tema de su autoría en el KDAM israelí. En el KDAM se dio una lucha encarnizada entre Yardena Arazi (representante israelí en 1976 dentro de Chocolate Menta Mastik y luego en solitario en 1988) y Ofra Haza, ganó la segunda pro un solo voto de diferencia, tras la votación de 7 jurados regionales. Es curioso que Ilana Avital, clasificada 5º en la preselección israelí, se presentó ese mismo año por Francia bajo el nombre de Rebecca, pero no logró representar a ningún país en Eurovision. 
 
La noche del 23 de abril de 1983 la delegación israelí salió en 16º puesto, entre Dinamarca y Portugal, su actuación levantó a todo el auditorio por la fuerza que demostraron y la gran compenetración con el coro que tuvo Ofra. El tema que se titulaba Hi (a veces escrito como Khay, Jai o Hay) es un canto reivindicativo de la supervivencia israelí a lo largo de la historia, vestidos de amarillo, color por el que los Nazis identificaban a los judíos salió un coro capitaneado por una Ofra vestida de blanco.


Sumaron un total de 136 votos, quedándose a 6 de Luxemburgo que resultó la ganadora. Israel recibió el 12 de Grecia y Austria, recibiendo el 10 de Reino Unido, Yugoslavia, Portugal, Bélgica, Luxemburgo y Alemania, levantando el aplauso masivo del público en ese momento.

En 1988 publica Im Nin’alu, su disco de más éxito con el que logró un gran éxito en Alemania, este tema aparece en el videojuego GTA Liberty City. En 1992 fue nominada al Grammy por su álbum Kyria. En 1994, a petición del premio nobel Isaac Rabin, actuó en la ceremonia del Premio Nobel de la Paz.

En 1997 se casa con el hombre de negocios Doron Ashkenazi, no tuvieron hijos en común, pero el marido de Ofra tenía un hijo adoptado de un matrimonio anterior. El 23 de Febrero de 2000, a los 42 años, moría Ofra por una posible neumonía agravada por el VIH que sufría desde hacía años, enfermedad que se dio a conocer pocos meses antes de su fallecimiento en un reportaje a una revista israelí.

La muerte de Ofra provocó que su marido muriera de una sobredosis de drogas a los pocos meses. La muerte de Ofra y su marido hizo que la visión sobre las drogas y las enfermedades como el VIH o el SIDA cambiaran en Israel. Desde su muerte se han publicado numerosos documentales, videos, libros y discos póstumos, en referencia a una de las artistas más queridas y exitosas de la historia en Israel.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario